Homosexualidad: compréndela en 5 pasos.

Intolerante, radicalista, homofóbico, fanático, estúpido, iletrado e ignorante… antes de juzgarme, ENTIENDE.

-Mi homosexualidad no es una opción (aunque haya imbéciles que si lo hagan por moda) es una orientación sexual (es decir que nací con una preferencia sexual distinta a la tuya), sigo siendo tu compañero de escuela, de trabajo, tú jefe, tú vecino o tu pariente. Ni anormal ni desviado.

-Mi homosexualidad no puede arreglarse, no soy un automóvil o una licuadora para que me lleves con el técnico y de nuevo vuelva a fijarme en el sexo opuesto, cuando lo sugieres solo demuestras tu ignorancia y me ofendes, recuerda que podría ser tu hermano, tu hermana, tu hijo o tu hija)the-uks-lgbt-charities-are-under-threat-1455896410

-Mi homosexualidad no es sinónimo de promiscuidad, al igual que tú, también sueño con una vida en pareja, con días y tardes y noches de pasión (te dé asco o no, lo comprendas o no), con sentirme amad@, con formar una familia y con envejecer a lado de mi ‘media naranja’ (y no, no estás invitado a opinar como siempre lo has hecho)

-Mi homosexualidad no me hace acosador, no me la paso viéndole las nalgas o las tetas a los demás, al igual que cualquier heterosexual (entiende que no eres un símbolo sexual, ni un imán de jotos y tortillas –como nos llamas peyorativamente-), tengo gustos y ojos para todos (así es que deja de sentirte la gran cosa)

– Mi homosexualidad siempre estará en segundo plano, antes que todo lo que decides repudiar, señalar y atacar, soy ser humano (a veces más inteligente, más exitoso, mejor educado y más simpático que tú, a veces igual de miserable y egoísta y a veces peor), tenemos los mismos derechos (aunque te llenes el hocico diciendo que no), los mismos sueños y las mismas necesidades, recuerda que podría ser tu padre, tu madre, quien te dirige o te gobierna.7720293_orig

Cada día es más común el tema de la homosexualidad, la lucha por la igualdad a veces está tan manipulada que podría semejarse a la de los derechos de las mujeres o a cualquier charla ofensiva de machos y sexistas, pero nunca cesará, y, muy por el contrario, cada día será más grande, NO estamos solos (ni solas), nos apoyan hijos, madres, hermanos, amigos, novios y novias, padres, sacerdotes, empleados y empleadores, etcétera.

Deja un comentario

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo