David Rockefeller – La perversión encarnada (1915-2017)

El pasado 20 de marzo (2017), a los 101 años de edad, tranquilo en su cama, como si no le debiera nada a nadie, murió David Rockefeller, algunos lo recordarán como un incólume filántropo y benefactor del mundo y, muchos otros, como el máximo representante de los illuminati, uno de los tiranos más grandes que ha producido la humanidad, celebrar o no su muerte ya es cuestión de cada quien, lo único que queda claro tras este suceso, es que es demasiado lo que ignoramos y aún más, lo que tenemos por investigar.

Para aquellos que gustamos de las teorías de conspiración y todo lo relacionado al sobado Nuevo Orden Mundial (NOM), resulta familiar el nombre de este magnate quien, no solo fundó la Comisión Trilateral –organismo privado que conjuntaba al 65% de las firmas bancarias, industriales y comerciales más poderosas del mundo, centrado principalmente en ‘la distribución global del poder’- sino que presidió por muchos años, el Chase Manhattan Bank –uno de los bancos más poderosos de estados unidos-

Último nieto de Jhon D. Rockefeller -fundador de la petrolera Standard Oil-, su paso por el mundo fue más un asunto de negocios turbios relacionados a las más altas esferas de poder global, que simple cuestión de trabajo duro y ambición desmedida.

Fue conocido por sus acciones filantrópicas de corte internacional, mismas que controlaba por medio de una gran red de instituciones fundadas por otros banqueros y empresarios dedicados al enriquecimiento ilícito por medio de la asistencia social y, entre muchas otras cosas, por haberse sometido a seis (6) trasplantes cardíacos a lo largo de su vida.

640x0

Partiendo de la enferma necesidad del ser humano por alongar –que no preservar- la vida, acciones como esta –seis trasplantes de corazón- no pueden ser tachadas de repugnantes sino de perversas y si bien, sabemos que la gente haría lo que fuera por vivir un poco más, el asunto de ser uno de los hombres más poderosos del mundo quien recibiera tan alto número de intervenciones semejantes, no puede ser coincidencia.

Esta perversión desmedida, casi diabólica por controlarlo todo aunque sea por un minuto más, da clara muestra del nefasto trabajo y la labor oscura de este personaje, mismo que, tras su última operación en 2014 declaró: “cada vez que recibo un nuevo corazón, es como un aliento de nueva vida, siento regresar la energía y la vida”

Deja un comentario

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo