O Bike Australia – el reflejo de una nación obtusa

El reputado velocípedo anaranjado, será conocido como la bicicleta que desenmascaró al australiano promedio, al mal educado, al inmaduro, al negligente, al ignorante, al peyorado.

O Bike es un sistema particular de alquiler de bicicletas de bajo costo que ofrece la oportunidad de una movilidad urbana al alcance de todos; su presencia en más de 38 ciudades alrededor del mundo ha sido traducida por algunos, como un estorbo y una solución disfuncional debido a su invasiva presencia en calles, aceras y parques.

O Bike arrumbada en parada de tranvía.

O Bike atropellada y abandonada en Richmond / Melbourne. 

Si bien, forrar las ciudades de bicicletas arbitrariamente no es –ciertamente- una gran solución para las necesidades de transporte alternativo de la misma, maltratar la propiedad ajena, nunca será la respuesta más inteligente; no podemos negar que la susodicha marca ha provocado –al igual que Uber, Cabify o Airbnb- una molestia general en todas y cada una de las ciudades donde pretende posicionarse, pero, proviniendo de un país donde la gente –locales, adoptados, refugiados, metidos a chaleco, legales e ilegales- fanfarronea a niveles internacionales de su tolerancia, su civilidad, su buena conducta y su respeto mutuo, el fenómeno de maltrato y destrucción que en las principales ciudades australianas se ha demostrado hacia las mencionadas bicis, deja demasiado de qué hablar.

 

O Bike´s en des-uso sobre Fitzroy / Port Phillip (Melbourne)

Y no hago referencia directa a aquellas unidades que han sido martilladas, atropelladas, azotadas, colgadas, pintarrajeadas y destruidas, sino a todas aquellas –una gran mayoría- que han sido incendiadas y –peor aún- arrojadas al fondo y a las orillas de ríos y lagos, provocando en menor o mayor escala, un impacto medioambiental del cual, aún ignoramos el alcance.

 

En las ciudades de Melbourne y Sydney, la situación ha alcanzado tales dimensiones, que incluso el gobierno ha comenzado a masticar –porque no podemos hablar de un análisis real- la idea –porque tampoco podemos atribuirle las capacidades de crear iniciativas adecuadas- de prescindir de los servicios prestados por O Bike debido a la mutua incapacidad por negociar los términos y las condiciones del funcionamiento del servicio, así como la adecuada utilización de las vías públicas.

O Bike arrumbada por días sobre Domain road / Melbourne.

Inglaterra, España, China e Italia son solo algunas de las ciudades donde las bicicletas de alquiler ya han comenzado a considerarse un problema serio, pero para los melbournianos, -acostumbrados a adoptar inmaduramente cualquier tipo de iniciativa proveniente de las ciudades más pobres, a realizar manifestaciones por veces absurdas como un cambio de uniformes escolares, cambios de poder en otras naciones, etcétera- la situación sigue siendo considerada y manejada –después de 10 meses del deterioro de la imagen urbana y de la contaminación desmedida- como una broma, como un asunto sin importancia y como una cuestión completamente ajena a la sociedad.

 

 

Una de las 40 O Bike “rescatadas” del río Yarra / Melbourne.

O Bike arrumbada a la orilla del río Yarra en CBD / Melbourne. 

 

O Bike colgada en árbol de Malvern Road / Melbourne

En otras palabras, siendo Australia uno de los países más desarrollados en lo que a movilidad alternativa se refiere, la falta de criterio e interés de la mayoría de sus habitantes y de sus gobernantes, solo ha dejado al descubierto, la obtusa realidad de esa mocedad intelectual y social que les ha caracterizado por muchísimo tiempo.

Digamos SÍ a la movilidad inteligente y sostenible, aprendamos a exigir mejoras en lo tocante a nuestra vida cotidiana pero por favor, no seamos parte de ese irracional comportamiento que, más allá de la ocurrencia o el disparate, solo termina siendo un reflejo de esa mentalidad retrógrada y rancia que ha caracterizado a la humanidad a lo largo de toda su existencia.

 

Antonio Andrade – Melbourne / Australia
Fotografías: Antonio Andrade

Deja un comentario

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo