La otra Australia… la explotadora, la inhumana, la del “cash in hand”

“Cash in hand” es la frase favorita de un nutrido grupo de empresarios –extranjeros y nacionales-, utilizada principalmente, para emplear personas por fuera –decir ‘al margen’ sería pecar de inocencia- de la ley, a primera vista, este concepto resulta altamente benéfico para las partes involucradas –es decir empleado y empleador- pero, si prestamos la debida atención –es decir, si nos ponemos realistas-, no solo estamos hablando de un inocente y poco representativo ahorro en materia de impuestos, sino de un sistema de corruptelas y paternalismos complejo y creciente que, poco a poco y centavo a centavo, ha ido afectando la economía local de un modo irreversible (para ejemplo de como afecta este sistema, tenemos a todo Latinoamérica)

No lo podemos negar, la posibilidad de estudiar o vacacionar en esta tierra con permiso de trabajo, bien puede sonar como un ‘sueño hecho realidad’, desafortunadamente nadie –nunca- lee la tan sobada ‘letra pequeñita’ de semejante contrato, donde tácitamente –es decir, al ofertar y/o acceder al pago en negro-, queda asentada la aceptación al abuso y la desprotección legal del trabajador.

Bodega y zona de preparación de masa en CREO! pizza

“Cash in hand” es un discurso que, a la vuelta de los años, ha terminado por convertirse en el estandarte de un indeterminado número de explotadores y explotados que, dólar a dólar, han mermado el ingreso del erario, porque las calles, los parques, las redes de transporte ‘público’, la recolección de basura, la seguridad y esa cuasi interminable lista de servicios gubernamentales que por veces podría parecernos dada por simple añadidura no se paga sola, la pagamos –o al menos deberíamos- todos.

 

Cocina de taquería Maya

“Cash in hand” es la significante más precisa de la deshumanización, de la codicia, de la incoherencia, de la desdicha e incluso de la perversidad, es un síntoma de la desgracia que a su vez, termina por reflejar esa innegable actitud miserable tan particular de quienes –principalmente- echan mano de ella -y sobre todo- de quienes la fomentan.

Infinidad de lavados de autos, tiendas de conveniencia, hoteles, vinaterías, restaurantes, empresas de limpieza, servicios de volanteo, granjas, organizadoras de eventos, agencias de reclutamiento, escuelas de idiomas, bares y un largo etcétera, forman parte de ese maderamen ‘irregular’ –que nace, crece y se asienta bajo la juiciosa pero indulgente mirada de un sistema gubernamental convenenciero que hace mucho tiempo decidió no hacer nada al respecto- donde, pagado por los consumidores –ciudadanos, residentes y visitantes- y dependiendo siempre de la suerte del solicitante y de la disposición del ofertante, se pueden conseguir desde 5 hasta 19 dólares por hora, donde las condiciones laborales alcanzan niveles infra humanos, donde la servidumbre puede comenzar a adivinarse, donde los derechos de los trabajadores alcanzan el nivel de nulidad, donde el balance de vida termina por resultar ilusorio, donde se han arrastrado infinidad de dignidades y donde millares de bolsillos se han visto abusivamente beneficiados.

 

Bodega de empaques de Reneetov cosméticos

Cuando me fue otorgada la visa de ‘partner’, la emoción me invadió por completo, no solo había sido aceptado para trabajar tiempo completo en un país “plagado de oportunidades”, sino que podría acompañar a mi pareja en esa nueva etapa de su vida, en esa nueva aventura, así es que sin más, renuncié a ese empleo que tanto me satisfacía y dejé atrás todo y a todos, me monté a ese avión que habría de llevarme hacia esa nueva vida que durante tanto tiempo había deseado y llegué hasta aquí, hasta Australia, donde todo cuanto me han ofrecido está cortado por la misma oxidada, gastada y desafilada tijera.

Me he encontrado trabajando en las peores cocinas y casas que jamás pude imagiar, sin la menor higiene, sin el menor cuidado en la seguridad, sin el mínimo requerido para cumplir con un trabajo de primer mundo, estoy hablando de cocinas tan calientes (mal ventiladas, mal planeadas, mal estructuradas) que no paras de sudar durante las 6 o 10 horas de la jornada diaria, espacios tan reducidos que por si mismos significan un riesgo para el personal que ahí labora, pasillos, habitaciones, baños, estanterías y paredes tan sucios que resulta imposible de creer, hornos, quemadores, lava platos, tarjas y utilerías tan descuidadas, viejas y mal tratadas, que dificilmente podrían considerarse aptas para la preparación de alimentos -y aún así, son utilizados a diario-, departamentos, oficinas y bodegas infestadas de ratones y cucarachas y en fin que, la lista es demasiado larga.

“Cada quien habla como le va en la feria”, dice terca, obstinada y oligofrénicamente un pequeñito (casi insignificante) grupo de detractores que aman Australia y aparentemente darían la vida por esta y me gusta imaginar que del mismo modo, Australia daría todo por ellos, pero, tras casi 12 meses de lavar platos -a mano y en máquina-, preparar tortillas, hacer pizzas y tacos, soportar jefes nefastos, mentirosos, viciosos, pusilánimes, mala paga, explotadores, inhumanos y convenencieros y recibir asistencia nula -completamente nula- a cada una de las denuncias levantadas ante las instancias adecuadas, cada uno de los dólares que he recibido por fuera de la ley, me aleja despacio, de ese sueño australiano que se me prometió, ciertamente en esta tierra, las oportunidades de trabajo sobran pero… ¿a qué precio?

 

Antonio Andrade
Melbourne/Australia
facebook.com/AntonioAndradeOficial

 

Ratón muerto en piso (disecado) de Reneetov cosméticos

 

 

7 Responses to La otra Australia… la explotadora, la inhumana, la del “cash in hand”

  1. Susana dice:

    siempre que veo tus publicaciones, son todas en un tono de reclamo y regano. La duda es si estas tan a disgusto con tooooodo lo que pasa en Australia, regresate a Mexico y deja de chingar la madre. No, tu blog no es un punto de denuncia de ningun lado oscuro, de acuerdo que hay trabajos duros para los inmigrantes pero te aseguro que esto pasa en todos lados y hay gente que logra salir adelante a punta de esfuerzo y no de estar escribiendo blogs pendejos desde la comodidad de su computadora

    • admin dice:

      Primeramente muchas gracias por leer cada una de mis notas, es gratificante que alguien (para bien o para mal) sigue lo que escribo… Las notas que escribo no solo en este blog sino en medios de corte nacional (Australia) e internacional (México, Norte América y Europa) responden a distintas necesidades, en el caso de la serie “la otra Australia” la idea es mostrar todo aquello que afecta a muchísimos migrantes internacionales, chingar la madre como educada y mal atinadamente describes, solo es dar un punto de vista (el personal)…

      Y te equivocas, si leiste la notta completa, y si tienes al menos dos dedos de frente, podrás notar que hablo desde una experiencia de al menos 10 meses de trabajos en el fa9moso y mal llamado “hospitality”, escribo desde la comodidad de mi casa porque considero que, después de trabajar como burro, lo menos que debo hacer para escribir o redactar una nota, es exponerme a nuevas situaciones de estrés y tensión.

      Pero por favor cuéntame sobre ti, comparte tu experiencia fuera de la comodidad de tu teclado.

      Nuevamente muchas gracias por todo el tiempo que le dedicas a mis letras.

    • Oscar dice:

      Que pena contigo Susana pero alli habla de la realidad que esta afectando el mismo bienestar de los que venimos a este pais a tratar de hacer una vida digna y que por culpa de las actividades que en latinoamerica llamamos “ser inteligentes” estan haciendo que ahora aqui se vea tambien el abuso y maltrato al empleado. El señor del blog solo esta tratando de que creemos conciencia sobre un problema que esta deteriorando el mercado de opirtunidades que todos venimos a buscar.

      • admin dice:

        Precisamente por esto es que desarrollo estos escritos y los comparto, considero importante y necesario que muchas personas sepan de todo lo que aquí se puede presentar porque precisamente, entrevistando a varias personas, descubrí que la falta de información nos ha llevado a llegar casi a ciegas o sin conocimiento de causa. Gracias por leer y comentar.

  2. Domingo dice:

    Me parece muy valido tu comentario. Creo que mucha gente que viene a Australia viene con otra vision porque no nos informamos bien y porquqe se nos vende la pomada. En Chile por lo menos nos hablan maravillas, que hay work life balance y cuando ya vives un tiempo aca te das cuanta que no es tan diferente. Y si es cierto hay muchas personas que se aprovechan de los inmigrantes. Tambien hay mucha gente que no le gusta que informen de lo que pasa en Australia, entonces la gente que quiere venir por ejemplo nunca se entera de estos casos y se vienen con una imagen de pais que no es la realidad.
    Gracias por compartir tu experiencia.

  3. Aline dice:

    Hola!! me gusto mucho tu artículo, me parece excelente que alguien alce la voz por lo que por miedo o no tener ningún respaldo jamás reportamos la situación, sigue escribiendo por que mas latinos necesitan saber que no siempre se viene al paraíso, que esto también es una realidad que se vive aqui.
    Gracias.

  4. Jessica dice:

    Encuentro muy válido mostrar las.dos caras de la.moneda, no solo lo que se deja ver desde afuera, los que muchos por intereses economicos quieren que veas, porque lamentablemente se ha convertido en una oportunidad de lucrarse y en la que hacen parte muchas instituciones, una gran cantidad de agencias, hasta el mismo gobierno, de vender el sueño australiano, pero que no es como lo pintan. Del otro lado siempre el pasto parece.mas verde. Triste realidad.

Deja un comentario

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo