Javier Duarte, la mentira de un priismo agonizante

El pasado 13 de octubre de 2016, la procuraduría general de la república (PGR), giró una orden de aprehensión en contra del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte por los delitos de: operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

Según fuentes ‘oficiales’, Duarte es cabecilla de una red delictiva, responsable del desvío de al menos 220 millones de pesos por medio del manejo en cuentas de empresas ‘fantasma’ y varios ‘prestanombres’, pero la realidad es otra.

Todos lo sabemos, pocos lo ignoramos, Duarte no solo es parte del entramado criminal del partido revolucionario institucional (PRI) y de la mafia –encabezada públicamente por Enrique Peña Nieto- en el poder, Duarte es una ficha de dimensiones inconmensurables, es responsable del asesinato de periodistas, activistas y opositores innumerables, es parte activa de una red de narcotráfico que va más allá de lo imaginado y principalmente, es parte de una campaña de populismo gubernamental que poco tiene de novedosa pero, desafortunadamente para el país, mucho tiene de efectividad.

portales-de-noticias-de-veracruz_jodido-el-campo-en-veracruz_1451444526México no puede olvidar -no debe hacerlo-, que fue el propio señor Peña quien procuró la fuga y la virtual desaparición del señor Duarte, que fue desde las entrañas del PRI –y no de otro partido político- que se giró la orden de no poner una sola traba en su camino hacia la salida del país.

Desafortunadamente para México, la caída del partido revolucionario institucional es tan evidente, que no quedaba otra solución, que disfrazar al mayor de sus inútiles, de héroe, es decir, adornar de atines y de justicia al señor Peña, ese remedo de político que ostenta el puesto y el título de presidente, que en realidad no es más, que un simple engrane de una enorme maquinaria que se desploma a pedazos ante los ojos de todos.

Es decir que estamos siendo testigos del teatro político de siempre donde, ante la evidente imposibilidad del partido de siempre –el tricolor- por mantener entre sus manos al país por otros seis años, ante la innegable derrota electoral que se les avecina para el 2018 –y probablemente por el resto de sus días- no les quedó de otra que sacarse de la manga –es decir, fabricar- un hecho del tamaño de la detención del despreciable señor Duarte –el asesino y cobarde señor Duarte, el criminoso y desleído señor Duarte, el ladrón de poca monta señor Duarte, el carne de cañón política señor Duarte-

Pero señores priistas, la culpa no es del indio sino de quien lo hizo presidente, la culpa no es del pueblo, ni de López Obrador por habernos contado todo lo que harían a lo largo del sexenio del títere Peña, la culpa es de ustedes por soltarse formulando y escupiendo promesas que no tenían la menor intención de cumplir, la culpa es de ustedes por no hacer las cosas como se deben, por ser un puñado de ladrones y atascados sin la menor educación, sin siquiera un rastrojo de clase para administrar una nación.

duarte2okLa detención del señor Duarte sería positiva sí y solo sí, se hubiera sucedido en un marco honesto, de gobernabilidad y de justicia, pero como resulta ser parte de una urgente táctica electorera y populachera, termina por valer, toda disculpa de mis leedores otorgada… madre.

En fin señoras y señores priistas, mi voto, y el voto de millones de mexicanos no será para ustedes en las próximas elecciones, gran parte de esto, radica precisamente en situaciones como la ficticia y montada detención de su mascota Javier Duarte, porque evidenciaron que nunca serán quienes se han presumido sexenio a sexenio, que nunca alcanzarán la talla de la respetabilidad y que nunca tendrán lo que se necesita para manejar adecuadamente a un país.

En las urnas se verán los resultados de su trabajo mediocre y hambreado y les garantizo que, no serán mejores de lo que ya se ven.

Descansen en paz priistas du merd.

Por Antonio Andrade – Escritor y Periodista mexicano

One Response to Javier Duarte, la mentira de un priismo agonizante

  1. Lourdes dice:

    En mi opinión, Pri, Pan, Prd, Verde, etc., son todos iguales. No hay a cual irle. La culpa es de la sociedad porque por años hemos dejado hacer y deshacer a todos por igual, no hemos exigido. Tenemos los gobiernos que nos merecemos.

    Ahora nos corresponde, tenemos la obligación de seguir levantando la voz y presionando para que todos esos virreyes, paguen las que han hecho. Ya hay uno en la cárcel, otros en capilla y ya agarraron a dos en dos semanas, pero todavía faltan bastantes más. Espero se logre recuperar buena parte de lo robado, pero sobre todo, hacerle justicia a todos los aquellos que murieron por haber ejercido su derecho a la libre expresión.

    Algo que aún no logro entender es por qué en otros países gente como ellos renuncia y salen con la cola entre las patas, derechito a ser juzgados. Muestran algo de vergüenza y la poca dignidad que les queda. Pero aquí sigue prevaleciendo la impunidad y de plano son descarados y cínicos.

Deja un comentario

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo