El día de Australia… entre la ‘identidad’ y el Duelo / una historia de Genocidio

El 26 de Enero de 1788 llegó a la tierra de Oz la primera flota marítima que, desde tierras europeas, transportó a un puñado de presos británicos con la firme intención de crear una gran colonia penitenciaria. Al pasar de los años, los asentamientos de quienes ya habían cumplimentado sentencia, se comenzaron a fusionar con los de aquellos colonos libres que llevaban algún tiempo, migrando a la nueva tierra prometida.

A partir de entonces, año con año se celebra el reconocido día de Australia, fecha en la que miles de australianos –actualmente- organizan picnics y excursiones familiares, parrilladas comunales por doquier, coloridos festivales y borracheras de corte dionisíaco que, a punta de distracción constante, los alejan cada vez más, de una realidad histórica que, sistemáticamente, ha sido borrada de la memoria colectiva.

Foto: Ferret F Features (Instagram)

Un día de duelo

Desde la perspectiva real, la de los pobladores originales de esta tierra y de un sinnúmero de activistas sociales, el motivo de celebración no existe, simplemente no debería, las ostentosas celebraciones de cada 26 de Enero resultan insultantes para quienes han sufrido por centenares de años, una vejatoria segregación que les hace recordar, miles de sangrientos y violentos episodios sufridos a lo largo de los años –incluso a la fecha-

Foto: Jackie Dee

Estamos hablando de algo serio en realidad pues, a partir de aquel primer desembarco, más de un millón de aborígenes a lo largo y ancho del territorio oceánico, fueron asesinados, esclavizados y dominados por los inmigrantes –que nunca colonizadores- ingleses y, desafortunadamente, dicha problemática continúa siendo tema cotidiano en la mayoría de las ciudades australianas.

 

En 1938, William Cooper –político y activista australiano- expresó… “debemos abrir un debate nacional sobre lo que deseamos ser como país, esta fecha evoca la política de una Australia blanca. Si queremos reconocer plenamente la multiculturalidad de nuestra sociedad, es esencial encontrar una fecha más apropiada”

 

John Williams –deportista aborigen- durante una entrevista para el Equal Times declaró… “ser reconocido durante el ‘día de la invasión’ es un dudoso honor, esta es una fecha mal elegida, porque es un día en el que muchos aborígenes fueron masacrados. Es el día que marca el comienzo del genocidio de nuestra cultura. Yo no soy extremista pero no celebraría una fiesta nacional el día del holocausto”… en respuesta a su inclusión en la lista de australianos del año durante las celebraciones del día mencionado.

Foto: Market Sydney (instagram)

A mi parecer –como extranjero y periodista mexicano-, el orgullo de ser australiano –ni de ninguna otra nación- no se encuentra representado solamente en la bandera, en el sentido de pertenencia, en el fondo de platos y botellas de cerveza, en los rostros pintados con los colores nacionales y mucho menos en el despliegue mediático orquestado por un gobierno urgido de reconocimiento y apapachos, sino en el interés que cada habitante de esta tremenda isla demuestre hacia temas como ‘la generación robada’, ‘la Australia blanca’, ‘racismo’ y ‘genocidio’ –principalmente- porque, nos guste o no, debemos entender que, quien desconoce e ignora la historia, siempre estará destinado a repetirla y nadie más merece ser tratado como inferior y nadie, absolutamente nadie tiene el derecho moral ni social de posicionarse por arriba de sus iguales.

“El 26 de Enero es un día de duelo, pero también es el día en que nosotros, los aborígenes, decimos a todos que seguimos aquí y que no vamos a desaparecer”… -Meg Rodaughan-

Foto: Simone Vanhattem

Foto: Elaine Syron-La Perouse 1988

Desafortunadamente para los aborígenes Australianos -es decir, para los primeros pobladores de esta tierra-, las protestas en contra del día de Australia, llevan más de 30 años sucediéndose sin que ningúna administración preste la debida y respetuosa atención al tema…

Antonio Andrade
Melbourne/Australia
facebook.com/AntonioAndradeOficial

Foto de portada: Sam Castro

2 Responses to El día de Australia… entre la ‘identidad’ y el Duelo / una historia de Genocidio

  1. Lourdes dice:

    Desde mi punto de vista con manifestaciones caseras, no creo que se logre algo. Me llama la atención que en la época del boom informativo en redes sociales y medios de comunicación, siempre buscando el mejor rating con una nota diferente, amarillista, o impactante, y en los tiempos de la defensa a los “Derechos Humanos”, no existan australianos que intenten dar a conocer estos actos de racismo puro e hipocrecia, globalmente. Estoy segura de que ayudaría en algo, por algo se empieza.

  2. Icela dice:

    “Nada hay más duro que la suavidad de la indiferencia” es una frase que conlleva responsabilidad y empatía, cuya carencia no nos hace mejores seres humanos. Cuánto camino nos falta por recorrer …

Deja un comentario

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo