Ciclismo – la quimera máxima

Amiga ciclista, amigo ciclisto, ¿te imaginas no solo un México, sino un mundo donde los poderosos y los administrativos de todas las naciones consideraran al bicicletista como una prioridad tanto de vida como de desarrollo, algo así como la piedra angular de la nueva era psico-social?, pero no creas que te estoy hablando de cualquier utopía, te estoy hablando del últimeit, el unlímited, el güan-an-onli desvarío evolutivo del urbanismo, la quimera máxima de la humanidad, un México –y quizás un mundo- donde el egoísmo autodestructivo, las ambiciones mal habidas y la ceguera espiritual cedieran terreno a la inteligencia, a la movilidad, a la civilidad y a la armonía, ¿te imaginas una vida plagada de distancias tan cortas, espacios tan óptimos, vecinos y conciudadanos tan alegres y sanos que hasta podrías llegar a pensar que estás soñando?

Pues resulta que, más allá de las súper producciones cinematográficas, los tremendos desplantes imaginativos de literatos y escribas deschavetados e incluso de infantiles juegos donde todos las podemos todas, Copenhague no solo imaginó lo imposible, lo llevaron a cabo.

Antes de que los copenhaguenses se vieran obligados a sustituir los autos por las bicicletas durante la crisis petrolera de los 70´s, en los años 20´s, las amas de casa, los bancarios, los artesanos y varios personajes más, ya comprendían las ventajas del transporte auto impulsado.

La ciudad inauguró su primer ciclo vía en 1910 y, desde ese momento y hasta la fecha, no solo ha construido más de 400 kilómetros de carriles especiales sino que, su fomento y buena disposición, logró que alrededor del 50% de los ciudadanos asistan al trabajo en bicicleta diariamente, el número de velocípedos supere en 40 mil –aproximadamente- al número de habitantes, e incluso, que haya 50 policías dedicados de manera exclusiva, a garantizar que se mantenga y respete la cultura ciclista.

¿Quieres que te cuente lo mejor de esta historia?, a finales del 2011, fue inaugurada la primer superautopista para ciclistas que se extiende por 15 kilómetros, desde el centro de la ciudad, hasta las afueras.

Tal parece que, como lo han venido diciendo varios estudiosos y conocedores de la materia, “la bicicleta, es el transporte del futuro, hoy” y uno piensa –luego de leer tan atrevida locución- que, aquí, en el estado de México distamos tanto de ese Copenhague del ensueño, que dejamos los esfuerzos y las ganas de lado, nos montamos en nuestro automóvil y salimos a nutrir el caos.

Por Antonio Andrade

One Response to Ciclismo – la quimera máxima

  1. Lourdes dice:

    ¿te imaginas una vida plagada de distancias tan cortas, espacios tan óptimos, vecinos y conciudadanos tan alegres y sanos que hasta podrías llegar a pensar que estás soñando?

    “You may say I’m a dreamer, but I’m not the only one.”
    ― John Lennon

    Pues imaginemos. Y còmo no imaginar cuando esto se pone cada vez peor por la manipulaciòn e interèses de unos cuantos y la apatìa, negligencia, indiferencia, desinterès y desuniòn de la mayorìa que poblamos el planeta.

    Segùn yo, este ha sido el gran problema, siempre imaginamos y soñamos, pero no concretamos. No actuamos, no resolvemos. Somos tan pasivos que por eso solamente podemos imaginar. Pues sigamos en ello mientras esto se pone peor por la manipulaciòn e intereses de unos cuantos y la inconsciencia, apatìa, negligencia, indiferencia, desinterès y desuniòn de la mayorìa que poblamos el planeta. Lo siento por los que vienen atràs porque a ellos les va a tocar, si lo logran, tratar de enderezar esto que se les està heredando.

    Una disculpa por tanto negativismo, pero hoy no lo pude evitar.

Deja un comentario

Powered by WordPress | Designed by: diet | Thanks to lasik, online colleges and seo